10 cosas que los cubanos aún no pueden hacer libremente

La organización no gobernamental People in Need (Personas necesitadas), con sede en Praga, República Checa, destaca en un artículo la falta de libertades en Cuba mientras medios internacionales dedican titulares a resaltar “cómo Cuba está cambiando”.

People in Need recomienda a los medios de prensa internacionales que antes de publicar cualquier información proporcionada por el Gobierno cubano consulten con miembros de la sociedad civil independiente.

“Los cubanos siguen perdiéndose de muchas cosas que son bastante normales en el resto de la región”, señala la ONG, que elabora una lista con las 10 cosas que los cubanos aún no pueden hacer:

1. Ganar un salario justo

Los salarios en la última década han subido al menos un 50%. Sin embargo, así como el porcentaje de salarios subió, la lista de artículos que los cubanos pueden obtener en su libreta de racionamiento disminuyó y actualmente ofrece alimentos con un valor equivalente a dos dólares al mes. De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas e Información de Cuba, la base salarial de los cubanos en el 2014 era de 22 dólares al mes. Es difícil sobrevivir con este salario aun tomando en cuenta que la educación y los servicios de salud son gratuitos en la isla.

2. Acceder a Internet

Solo la élite cubana tiene en casa módems telefónicos que proveen un Internet lento de 56kb. Fue solo en junio del año pasado cuando el gobierno abrió sus primeros puntos de conexión wifi alrededor del país, que soportan velocidades aceptables de 1Mbit por usuario. No obstante, poco más de cien puntos de conexión no son suficientes para una población de más de 11 millones, y el costo de dos dólares por hora mantiene el Internet fuera del alcance de la mayoría de la población.

3. Leer prensa libre

Mientras que mucho se ha escrito sobre los blogueros cubanos, debido a la baja penetración, su impacto en Cuba se mantiene limitado. Muy poco ha cambiado en el mercado mediático donde todos los diarios, radios y televisoras son propiedad del Estado y están controladas por el Partido Comunista de Cuba. No sólo el acceso a la prensa impresa es limitada, sino que las impresoras de calidad son difíciles de conseguir y uno de los primeros periódicos independientes, 14ymedio.com, está bloqueado del Internet cubano.

4. Empezar un negocio

Hay una nueva ley de inversiones en Cuba, pero irónicamente puede ser más fácil para un inversionista internacional abrir un negocio en Cuba que para los cubanos. A pesar de que muchos cubanos pueden abrir sus casas para los turistas para brindar hospedaje o abrir un pequeño restaurante, la lista de actividades donde la empresa privada está permitida es muy limitada y aún actividades como venta de ropa de segunda mano no está incluida, sin mencionar la importación, exportación, turismo y otras posibles actividades comerciales lucrativas donde el Estado quiere mantener su monopolio.

5. Organizarse

En cada país latinoamericano existe algún grado de sociedad civil independiente y es reconocida por el Estado. En Cuba –con la excepción de algunos grupos de la Iglesia– ninguna organización no gubernamental puede ser inscrita. Hay cientos de estos grupos, pero no tienen acceso a espacios de oficina o fondos como podrían en cualquier otra parte de la región.

6. Hacer huelga

El derecho a la huelga no está prohibido, pero la ley tampoco lo garantiza. A pesar del hecho de que numerosas organizaciones sindicales existen, son ilegales y el único sindicato permitido para operar es la Central de Trabajadores de Cuba, que está directamente controlado por el Partido Comunista.

7. Viajar libremente

En 2013 el gobierno cubano levantó las limitaciones para obtener una visa de salida del país y desde eso en teoría cualquier cubano puede viajar al exterior. En la práctica, esto está fuera del alcance de la mayoría de los cubanos que tendrían que ahorrar su salario base durante varios años para poder pagar un tiquete de avión y más importante resulta que muchos sufren interrogatorios y acoso de las autoridades al retorno a Cuba.

8. Protestar en las calles

La protesta ciudadana es recurrente en toda Latinoamérica y a pesar de que el gobierno cubano a menudo apoya a estos protestantes y sus demandas alrededor del mundo, no permite ninguna protesta visible en Cuba. Conocidos “busca problemas” son puestos en prisión preventiva o en arresto domiciliario antes de que tengan la oportunidad de organizarse, especialmente ante eventos públicos de alto perfil. Los pequeños grupos que pese a estar bajo constante vigilancia del gobierno tienen éxito marchando en las calles son rápidamente arrestados o reprimidos con violencia física.

9. Tener un juicio justo

Ni los cubanos o los extranjeros tienen un juicio justo asegurado en Cuba. Los jueces están directamente controlados por el gobierno, no hay bufetes legales y los abogados deben ser empleados del Estado. Mientras existen diversos grupos de abogados independientes en Cuba, no tienen permitido ejercer independientemente o representar a ninguna persona en los tribunales. Muchos pasan años detenidos esperando una sentencia que nunca es dictada.

10. Votar libremente

Pese a que las elecciones se llevan a cabo regularmente, estas no son libres o justas. El Partido Comunista es el único partido político legal en Cuba, pese a que muchos partidos de todo el espectro político solicitaron ser inscritos, nunca les fue concedido. Adicionalmente, ningún candidato independiente ha tenido la oportunidad de ser electo para un puesto significativo en el sistema electoral actual.

"10 cosas que los cubanos aún no pueden hacer libremente", gráfico Martí Noticias.

“10 cosas que los cubanos aún no pueden hacer libremente”, gráfico Martí Noticias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *